El lugar es ocupado por personal de Salud Pública con el objetivo de controlar a quienes ingresen por la frontera.


El Ejército Argentino y personal de Salud Pública instalaron una carpa de campamento militar con el objetivo de realizar controles sanitarios a todas las personas que pasan por Dionísio Cerqueira, Brasil y hacen su ingreso a la provincia en el municipio de Bernardo de Irigoyen.

En el lugar se realizan chequeos médicos sobre los síntomas característicos del Coronavirus. En caso de que alguna persona presente características relacionado con el COVID 19, se la evacua directamente al hospital local.

En los últimos días, se vio un ingreso masivo de argentinos que llegaban desde Brasil tanto en esta frontera como en la de Puerto y Foz de Iguazú. Si bien esta cantidad disminuyó, ayer continuaba el intenso tráfico vecinal y de turistas. Además de los controles fronterizos legítimos, efectivos de Gendarmería Nacional se encuentran en las fronteras secas que impedir que nadie cruce de manera ilegal, evitando los controles migratorios y sanitarios.




Comentarios