En horas de la madrugada de esta jornada, una feroz pelea entre varias personas que se hallaban jugando al truco, incluidos efectivos de Gendarmería Nacional, terminaron detenidos por la Policía en la localidad de Bernardo de Irigoyen.

Según datos recabados, el hecho sucedió alrededor de la 01:30 horas cuando personal de Infantería de la URXII solicitó apoyo de la Comisaría local, ya que momentos antes se habría producido una pelea que terminó con dos hombres de 36 y 29 años demorados. Si bien ambos se identificaron como efectivos de la Gendarmería, se encontraban en ese momento de franco.

Gracias al aporte de testigos, un grupo de personas se encontraba jugando al truco hasta que se desató una violenta gresca por la supuesta falta de pago de una apuesta. A raíz de esto, uno de los efectivos efectuó varios disparos con un arma de fuego.

Luego de las pericias de rigor que realizó Policía Científica, se secuestró un arma 9 milímetros Beretta con 11 cartuchos y 4 vainas servidas, y un Ford Fiesta perteneciente a uno de los gendarmes.

Luego en dependencia policial, se apersonó un joven de 20 años que manifestó encontrarse jugando al truco con los efectivos de la fuerza nacional. Tras apostar cervezas, perder y reclamar el pago, los gendarmes respondieron con golpes de puño y patadas. El joven pidió ayuda a su hermano, quien terminó herido.

Gresca terminó con heridos y varios autos destruidos en Bernardo de Irigoyen. Foto: Policía de Misiones.Policía de Misiones | Vía País

A favor de los jóvenes damnificados, varias personas arrojaron piedras al vehículo del gendarme, lo que derivó en la furia de este comenzando a disparar, varias veces.

Los protagonistas de la pelea fueron examinados en el hospital local por el médico de turno. El efectivo de 36 años presentaba “traumatismo de mandíbula lado izquierdo, aliento enólico (vino)”; mientras que el personal de GN de 29 años tenía “herida en cuero cabelludo (con sutura), traumatismo torácico”. El herido de 20 años presentó “traumatismo altura de sien izquierda, edema en el labio inferior”; el restante fue diagnosticado con “traumatismo de mano derecha, edema y escoriaciones en pierna izquierda”.

El Juez de Instrucción Nº1 de San Pedro dispuso la notificación de la causa por “lesiones y daños” a los dos efectivos de Gendarmería y que recuperen su libertad. A su vez, se incautó el arma utilizada y el vehículo dañado. Se instruyó un sumario judicial. En tanto que se informó a GN el hecho y a quienes se hizo entrega de los efectivos involucrados.