Un hombre de 67 años murió este domingo luego de ser arrastrado por las aguas del arroyo Piray Guazú a donde se arrojó para salvar la vida de un niño de 11 años que se metió al agua en un lugar no habilitado para bañistas. La víctima fatal fue identificada por la policía como Rubén Smith Ortiz de 67 años.

El hombre se encontraba junto a su familia en una zona no habilitada, cuando se sumergió para rescatar a un menor de 11 años al que le llevó la corriente. El septuagenario puso a salvo al niño y cuando intentaba salir nadando la fuerte corriente lo arrastró aguas abajo perdiéndose de la superficie.

Rápidamente con ayuda de Prefectura se implementó un operativo de búsqueda, localizando el cuerpo a las 15:15 horas a unos 50 metros del lugar de desaparición.

La justicia dispuso que el cuerpo fuera entregado a los familiares para velatorio y posterior inhumación.