Qué pasará con el dólar en la Argentina: impacto de la devaluación y cálculos del mercado

La misma pregunta mantiene en vilo a ahorristas, inversores y analistas del mercado: ¿Qué sucederá con el dólar después de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 22 de octubre?

Dólar
Dólar

Entre las proyecciones, se descuenta que esa será la fecha límite para que el ministro de Economía y aspirante presidencial por Unión por la Patria, Sergio Massa, habilite otra actualización del dólar oficial, que se mantiene en torno a $350.

A saber, ese día se definirá el futuro político del país, y también de Massa: si no pasa al balotaje, será muy difícil que pueda sostener el tipo de cambio fijo, que ya acumula un gran retraso frente a la inflación.

Y si logra llegar a la segunda vuelta, quizás quiera extender la medida por cuatro semanas más, a costa de un mayor desequilibrio económico.

Ante ese escenario, los inversores anticipan un fuerte salto del dólar oficial después de las elecciones. Así lo muestran los futuros del Rofex, donde el contrato para fin de noviembre, justo después del balotaje, se cotiza a 479 pesos, un 20% más que el valor actual. Y para diciembre la suba es aún mayor y llega a 634 pesos, un 32% más que el mes anterior.

Según repasó Infobae, el dólar oficial perdió terreno frente a la inflación en los últimos meses. La suba que registró en agosto ya quedó casi neutralizada por el aumento de los precios en agosto y septiembre. Para octubre, cuando se celebren las elecciones, el tipo de cambio real será el mismo que en agosto, lo que hace insostenible mantenerlo sin variaciones por más tiempo.

La reciente devaluación mostró que la inflación se aceleró más que nunca, lo que reduce el impacto de un nuevo salto del dólar sin un plan económico.

La variable política

La cercanía de las elecciones presidenciales en octubre genera más tensión sobre los diferentes tipos de cambio. Massa enfrenta el riesgo de que la demanda de dólares por cobertura provoque otro salto fuerte del tipo de cambio y una mayor brecha. Entre fines de julio y mediados de agosto, los dólares financieros se dispararon casi un 20 por ciento.

“El Gobierno proyecta una devaluación del dólar oficial de sólo 66% en 2024, mientras que privados anticipan un escenario donde la próxima administración tendrá que devaluar con fuerza para salir/reducir el esquema de control de cambios, represión financiera y pérdida de reservas del BCRA”, indicó publicado por el economista Ramiro Castiñeira.

Por otro lado, la especulación es que un triunfo del candidato a presidente por La Libertad Avanza, Javier Milei, podría abrirle la puerta a un posible escenario de dolarización.

“Hoy el tipo de cambio para avanzar con ese plan sería de 1.700 pesos, más del doble del nivel actual. En ese caso, es mejor dolarizarse directamente a una cotización más baja que esperar que lo hagan por uno”, argumentaba otro economista en una reunión con empresarios, según reconstruyó el mencionado sitio de noticias.

Los analistas esperan que la inflación se dispare al 13% en diciembre, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el Central. Esto coincide con el salto esperado del tipo de cambio. El índice seguiría elevado todo el verano y en enero subiría aún más a niveles superiores al 14 por ciento.

Pero la incertidumbre sobre lo que podría pasar sobre todo en el último bimestre del año es muy alta, debido a las dudas que hay sobre el proceso político, quién será el nuevo presidente y cuáles serán sus primeras medidas de política económica.

Temas Relacionados