En medio de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los fines de los plazos de pago de la deuda, el Gobierno Nacional afirmó que cuenta con reservas de U$S720 millones disponibles para este próximo viernes.

Martín Guzmán busca que no haya dudas acerca de un eventual atraso del pago de deuda de la Argentina con el FMI.

De esta manera, el Ministerio de Economía, encabezado por Martín Guzmán, busca despejar todo tipo de conjeturas sobre un eventual atraso. Pero, de todos modos, explican que las reservas no alcanzarán para cubrir los pagos de marzo.

Los próximos vencimientos de deuda con el FMI

Para el próximo viernes 28 de enero está pautado un vencimiento de deuda por U$S718 millones con el FMI, pago que, según lo informado por el Gobierno, podría llevarse a cabo.

Asimismo, el siguiente lunes, 31 de enero, está previsto que venzan otros U$S366 millones de la deuda. Así, Guzmán es positivo y considera que el Banco Central cuenta con un cierto margen para afrontar estos pagos.

Los pagos de la deuda con el FMI de marzo: el gran problema del Gobierno

Pero el panorama no es el mismo si se miran las fechas de vencimiento con el FMI para marzo. Y es que los pagos del 21 y 22 de marzo tienen pautado un desembolso por parte de la Argentina de U$S2.828 millones. “Es imposible saber si se va a postergar. Si es por las reservas, el pago de febrero hasta ahora se puede afrontar rascando el fondo de la olla, ahora el de marzo, no”, explicó un técnico del equipo económico.

Respecto de las reservas actuales, solo teniendo presente las de libre disponibilidad, existen U$S2.500 millones en las arcas del Banco Central, cifra insuficiente para llegar a marzo según una fuente oficial de este organismo.

Al Gobierno Nacional le preocupa el desembolso de dinero que deberá realizar en marzo, cuando se venzan U$S2.828 millones.

La realidad indica que por estas horas se atraviesan momentos de incertidumbre, y el vaivén de la política en cuanto a las medidas a adoptar con el FMI contribuyen a esta inestabilidad.

Por un lado, sectores kirchneristas solicitan debatir el crédito con el FMI y ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Pero por el otro lado, el plan “sólido” que exigen los Estados Unidos meten presión a la economía argentina. En ese vaivén, el Riesgo País trepó a un récord de 1.916 puntos.

Las señales positivas que ve el Gobierno

Entre señales positivas que afirman desde el Gobierno Nacional, destaca un inesperado apoyo por parte de los bonistas reestructurados, los cuales el viernes pasado pidieron la quita de sobretasa que el Fondo le cobra a los países sobre endeudados.

En el caso nacional, esta sobretasa implicaría el pago de un recargo de deuda del 4,05% anual, el equivalente a U$S1.000 millones de más por año.

La foto del planteo de Argentina al FMI para reprogramar los pagos de su deuda, allí estaban presentes el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, en la casa del Bicentenario. Foto: télam

También, desde el oficialismo, ven con buenos ojos el viaje de Santiago Cafiero a Washington y además los dichos del presidente norteamericano, Joe Biden, sobre que América Latina es su “patio delantero” (desterrando así la famosa frase de que Latinoamérica es el “patio trasero” de los Estados Unidos).

Al mismo tiempo, el ministro de Economía, Martín Guzmán, frena las dudas acerca de un posible default, dado que entiende que un atraso con el FMI causaría consecuencias.