En pandemia, pero con ingenio para poder seguir creando y revalorizando la cultura correntina. En el marco del proceso de armado del Centro de Interpretación Jesuítico Guaraní Mborore, se desarrolla un taller de cerámica guaranítica pre hispánico y jesuítica guaraní en la comuna de La Cruz.

El trabajo es 100% artesanal y se desarrolla para exposiciones futuras.Municipalidad de La Cruz.

El emprendimiento de un nuevo espacio cultural es un trabajo articulado entre la comuna La Cruz y el Gobierno de la provincia a través del Instituto de Cultura. Los talleres presenciales se desarrollan en las instalaciones del Club Náutico “Pirá Yapú” sobre la costanera del Río Uruguay.

“Ahora estamos trabajando en la elaboración de baldosas jesuíticas para una vez terminadas poder exhibirlas en diferentes muestras”, explicó a Vía Corrientes la coordinadora del programa, Carolina Cáceres.

Se trabaja en turnos matutinos y vespertinos los días miércoles con todos los protocolos sanitarios en el contexto pandémico. Justamente la realización “del taller es parte de lo que será la inauguración Centro de Interpretación Jesuítico Guaraní Mborore” también en la comuna cruceña ubicada a 430 kilómetros de la Capital correntina.

Los talleres son en el marco de un trabajo articulado entre el Gobierno de la provincia y la comuna de La Cruz.Municipalidad de La Cruz.

Reducción jesuítica

La pequeña comuna de La Cruz es una de las tantas reducciones jesuíticas que se encuentran a orillas del Río Uruguay al norte entre Corrientes y Misiones, esas reducciones son una de sus principales atracciones turísticas.

Por ejemplo, un reloj de sol construido en la época de los jesuitas que se conserva en perfecto estado. La Cruz fue fundada en 1630 por el padre jesuita Pedro Romero.