En Santo Tomé Corrientes el día sábado por la noche se realizó un evento clandestino en el cual había aproximadamente 100 personas. Esto ocurrió en la vivienda de una persona mayor quien le prestó el quincho a su nieto para que realice un cumpleaños, pero ni se imaginaba que la fiesta sería con cien personas.

La mujer de 80 años declaró que “le había prestado el quincho al nieto para tener un cumpleaños con no más de 10 personas. Dijo que tomó pastillas para dormir y no escuchó nada” agrego el fiscal Facundo Cabral que se encuentra a cargo de la investigación.

La policía desbarató una fiesta clandestina en Santo Tomé, más de cien personas participaban de la misma.

Los vecinos denunciaron la reunión ante la policía, al llegar al lugar los integrantes de la fiesta se dieron a la fuga. La investigación de la causa llegó a manos de la justicia quienes aseguran que el número de participantes de la fiesta puede llegar a superar el centenar.

“Cuando vieron la presencia policial se dieron a la fuga rápidamente, identificaron a cuatro personas de 100” aseguró el fiscal. “Advertimos que se producen mini reuniones. Los jóvenes se van comunicando entre ellos, después asisten en un punto en común, por eso es muy difícil localizar estas reuniones” afirmó Cabral.