Tras la decisión de la Municipalidad de Córdoba de quitarle a Ersa dos corredores del transporte urbano de pasajeros, ya quedaron definidas quienes serán las empresas que los absorberán. Se trata de Tamse, que tomará todo el corredor 8 y gran parte del 3, y Coniferal, que se quedará con dos líneas de este último.

//Mirá también: Otro golpe al bolsillo: ya rige el aumento del boleto en la ciudad de Córdoba

Según informaron, Coniferal se hará cargo de la línea troncal 30 y de la 34. Por su parte, la empresa municipal se encargará de prestar el servicio de las líneas 31, 32, 33, 35 y 36.

De esta forma, Tamse pasará de manejar los trolebuses de la ciudad de Córdoba a brindar también todas las líneas del corredor 8 y la gran mayoría de las del corredor 3. Para ello, la Municipalidad anunció que finalmente comprará 80 unidades cero kilómetro, lo que demandará una inversión de 1.450,6 millones de pesos.

//Mirá también: Aumentó 12% el boleto del transporte interurbano en Córdoba

“Entendemos que el transporte urbano es un derecho de los cordobeses y una obligación del municipio. Se trata de un servicio esencial que en este momento no convoca a inversiones del sector privado, por eso el municipio las asume por sí mismo, al tiempo que sigue reclamando que la Nación aporte a Córdoba los mismos subsidios que a Buenos Aires, porque allá estas inversiones se hacen con subsidios”, aseveró Marcelo Rodio, presidente de Tamse.

Cabe recordar que en junio pasado, la Tamse incorporó otras 30 unidades, por lo que el servicio de la empresa contará con 110 colectivos 0km.

Irregularidades en la prestación del servicio

La Municipalidad de Córdoba decidió quitarle estas líneas a Ersa luego de que esa empresa presentara una serie de irregularidades. En este sentido, además de los incumplimientos en las frecuencias, semanas atrás se constató que la mayor parte de sus unidades circulaban sin la ITV.

//Mirá también: Coronavirus en Córdoba: refuerzan controles en el transporte urbano

Desde Tamse aseguraron que tomarán a los choferes de Ersa que conducían esas líneas. Se trata de 270 choferes para los servicios del corredor 8 y unos 310 empleados para los del corredor 3. No obstante, remarcaron que la empresa privada deberá responder en caso de que los exámenes preocupacionales detecten preexistencias.