Un hombre de 43 años, identificado como Leandro Amuchástegui fue asesinado en una balacera en su domicilio, anoche viernes cerca de las 20, en calle Bancalari al 1.200 de barrio Parque San Vicente y mientras estaba con dos amigos. El móvil del crímen sería un ajuste de cuentas.

Según testigos, una motocicleta tipo enduro frenó frente a la vivienda, y el conductor descargó una balacera contras las tres personas y sin aviso previo. El agresor está prófugo, y se trataría de un ex convicto.

Los tres personas baleadas debieron ser trasladados de emergencia a distintos hospitales. El de menor edad, Mateo Gobbi (30 años) , fue llevado al Hospital de Urgencias con un balazo en la mano izquierda, mientras que el otro herido, un jubilado de 72 años identificado como Miguel Paredes, fue derivado al Sanatorio Aconcagua con un disparo en la pierna derecha.

A Amuchástegui lo trasladaron al Sanatorio Parque, ubicado a unas pocas cuadras del lugar donde fue atacado, con una grave herida en la zona del tórax. El balazo en el pecho le provocó la muerte cerca de las 2 de la madrugada de este sábado.

Gobbi fue quien aportó los datos a la Policía de Córdoba, que busca intensamente al agresor. Amuchástegui, quien se dedicaba a la cría y venta de perros, le había vendido días atrás dos cachorros bulldog francés a unas personas que lo estafaron con el pago.

Ante esto, el viernes a la mañana decidieron ir a la casa del comprador de los canes, en barrio Maldonado, y recuperarlos. Dos chicos terminaron por devolver a los animales en horas de la tarde. Un rato después, apareció el motociclista asesino. La alevosía de la balacera, con no menos de 15 disparos, hace que los investigadores no hayan establecido aún el móvil del crimen.