Luis Juez salió con un fuerte exabrupto a meterse en la discusión por la polémica que se generó en torno a la licitación por la compra de 10 mil penes de madera pulida en los que el Gobierno nacional invertiría 13 millones de pesos.

//Mirá también: Carla Vizzotti hizo su descargo en las redes tras la polémica por la compra de 10 mil penes de madera

“Le sugiero al fiscal, ya que va a decir que no es un delito y que tiene el padrón, que se lo mande a la ministra de Salud para que empiecen a probar esos penes de madera con los vacunados VIP. Así les damos una utilidad como corresponde”, declaró el diputado de Juntos por el Cambio este lunes a Noticiero Doce.

Y agregó: “Es una falta de respeto destinar 13 millones de pesos para penes de madera para Educación Sexual reproductiva cuando a los médicos no les aumentaron un centavo, ni a los enfermeros ni a los terapistas. Los esenciales que nos cuidan hace 18 meses tienen que marchar pidiéndole a los gobiernos que les reconozcan un plus”.

“Siento que nos toman el pelo. Como que no les importa absolutamente nada lo que pensamos, lo que sentimos. Realmente es un gobierno de caraduras, son nefastos. ¿Qué quieren inventar? Hoy, en la era de la informática y la tecnología, que los pibes manejan Internet como si fueran Bill Gates, ¿en serio nos quieren hacer creer que comprar penes de madera es esencial?”, se siguió quejando Juez.

“En un país con 101 mil muertos por coronavirus por hacer negocios con laboratorios de los amigos, esto es un desatino”, concluyó.

Justamente la ministra de Salud, Carla Vizzotti había salido a aclarar que los penes de madera serían utilizados en clases de Educación Sexual Integral, para mostrar la correcta colocación y uso de preservativos.

El tuit de Carla VizzottiCaptura Twitter

“Las prácticas sexuales protegidas previenen infecciones de transmisión sexual como la sífilis y el VIH. Enseñar a usar preservativos es una forma de educar en el cuidado individual y colectivo”, había dicho la funcionaria en su cuenta de Twitter.

La futura compra del Ministerio de Salud que generó la polémica abarca 10 mil penes de madera pulidos, dispensers de preservativos y maletines de color turquesa. El material será utilizado en las campañas de “Educación Sexual integral”.

“Gracias porque también dimensiona el valor de todas y todos quienes trabajan para educar. Nuestro compromiso de favorecer el acceso a la información siempre”, había agregado Vizzottti.