Cuatro personas fueron detenidas acusadas de haber integrado la patota que mató a golpes a un hombre en la ciudad de La Calera. Los sospechosos son todos familiares entre sí; y fue el fiscal José Pueyrredón fue quien dispuso la orden de arresto.

//Mirá también: La Calera: lo mataron a golpes y sospechan del cuñado

El crimen contra Gastón Godoy, de 38 años, fue la consecuencia de una violenta discusión de pareja sucedida instantes antes. Según lo investigado, la víctima fatal fue atacado con trompadas, patadas y con golpes en distintas partes del cuerpo, algunos causados con objetos contundentes, como un caño galvanizado.

Por el hecho, están detenidos: Germán Leandro Rivadero, su hermano Darío Martin (40) y los hijos de este, Heber Martín (21) y Axel Martín (18).

El hecho

Según fuentes policiales, todo se inició alrededor de las 21 del pasado martes en una vivienda ubicada en el barrio Rumi Huasi, en La Calera. En una casa se produjo una violenta discusión entre los miembros de una pareja. “No hubo golpes, pero sí, un fuerte cruce verbal. Hubo insultos por parte de él hacia ella. La mujer finalmente lo echó de la casa”, comentó a este diario una fuente con acceso a la pesquisa.

En esas circunstancias de discusión y de maltrato apareció un hermano de la mujer, quien salió a defenderla. Se trataba de Gastón Godoy. Así fue como, según los informantes, Godoy se habría puesto a pelear con Germán Rivadero (32), su cuñado.

//Mirá también: Violencia de género: plan de contingencia para atención durante el confinamiento

La pelea pasó a mayores, y llegaron a los golpes, donde se sumaron otros hombres que golpearon a la víctima de manera brutal. Cuando Godoy cayó al piso gravemente herido, la agresión cesó y los atacantes se marcharon.

Tras el hecho, el muchacho fue trasladado hasta el hospital local, donde el cuerpo médico intentó salvarlo. Pero, pasadas las 4 de la madrugada ya del miércoles, Godoy murió.

Investigación policial

Para ese entonces, la Policía local ya había detenido a su cuñado y esposo de la mujer, Germán Leandro Rivadero (33). Con el avance de la causa y con la toma de más testimonios, horas después, efectivos de la división Homicidios procedieron a las detenciones de otros tres hombres, todos allegados a Rivadero.

“Fueron detenidos un hermano del principal acusado y unos jóvenes sobrinos. Todos están acusados de haber integrado esa patota”, indicó otro informante de la causa.

Si bien la investigación estuvo inicialmente en manos del fiscal Horacio Vázquez (del fuero ordinario), la causa finalmente fue derivada a la Fiscalía de Violencia Familiar 4° Turno. El fiscal José María Pueyrredón imputó a los sospechosos por homicidio simple, delito que prevé una pena de 8 a 25 años.

En la tarde del miércoles continuaban los operativos y los allanamientos por parte de los cuerpos investigativos de la Policía en distintos domicilios de La Calera. Se buscaban más pruebas en torno a este homicidio, como el secuestro de prendas y elementos usados para cometer el asesinato.

Si bien el caso se considera prácticamente resuelto, no se descartaba que pudieran registrarse nuevas detenciones en el transcurso de las próximas horas.