La revelación de un amigo de Blas Correas: “A veces, se presenta en mis sueños”

Soledad Laciar junto a Mateo Natali, uno de los amigos de Blas que iban junto a él en el Fiat Argo.
Soledad Laciar junto a Mateo Natali, uno de los amigos de Blas que iban junto a él en el Fiat Argo. Foto: Facundo Luque

Mateo Natali y Cristóbal Bocco Cámara viajaban en el auto junto baleado por la Policía de Córdoba. Qué dijeron y cuándo se retoman las audiencias.

En el marco del sexto día del juicio por el crimen de Valentino Blas Correas, empezaron las declaraciones de los amigos del joven asesinado el 6 de agosto de 2020. Mateo Natali y Cristóbal Bocco Cámara fueron los primeros y dejaron testimonios desgarradores.

Al mediodía, Natali describió el recorrido que hicieron en el vehículo momentos antes y un enfrentamiento con dos motociclistas, que les rompieron el espejo retrovisor del auto. Luego, los chicos se dirigieron hacia el norte, por avenida Vélez Sarsfield.

Valentino Blas Correas tenía 17 años
Valentino Blas Correas tenía 17 años

A raíz de esto, llegaron al control policial donde pasaron frente a los policías Javier Alarcón y Lucas Gómez. Natali relató que él iba agachado, con miedo, porque vio a uno de los uniformados con el arma desenfundada. Metros más adelante, sintió varias explosiones y creyó que eran piedras.

Posterior a los ruidos de los disparos, relató que Blas le dijo “me pegaron un tiro” y soltó una “risa nerviosa”. Más adelante, se dio cuenta que su amigo tenía sangre en el buzo y un disparo en la espalda. Luego, hubo “una mezcla de gritos y llantos” y añadió que hubo desesperación porque no sabían qué hacer.

“Siempre fue un chico muy tímido y muy cerrado pero los últimos días lo veíamos más abierto. Era un loco hermoso, un grande, un distinto”, contó el joven que viajaba a la derecha de Blas en el Fiat Argo acribillado.

Las consecuencias de la muerte de Valentino Blas Correas

Más adelante, Natali señaló que a raíz de la muerte de su amigo, con quien compartía asados e idas a la cancha de Belgrano, tuvo numerosos problemas que sigue sufriendo. Perdió su egreso, su cumpleaños y otros eventos de su vida. Relató el sentimiento de sentir que mataron a su amigo y de que él o sus amigos también podrían haber muerto.

El amigo de Blas Correas recordó cómo fue el episodio que terminó con el adolescente asesinado.
El amigo de Blas Correas recordó cómo fue el episodio que terminó con el adolescente asesinado. Foto: Instagram

Las palabas de Cristóbal Bocco Cámara

Bocco fue el segundo en hablar en la cámara octava del crimen. En su caso, el tribunal fue muy minucioso: le releyeron sus declaraciones previas para que las ratifique o refute. Comenzó asegurando que desde el 6 de agosto de 2020, “un día fue más difícil que el otro”.

El joven contó que sigue sufriendos las consecuencias del trauma sufrido en esa ocasión, por lo que continúa con atención profesional. Sin embargo, decidió no tomar antidepresivos porque consideró que era “seguir hundiéndose”.

Desde esa fatídica noche, su vida y su entorno cambiaron porque se distanció de su familia y ya no se relaciona mucho con la gente. Expresó que al reunirse con grupos de personas se sentía “el centro de atención por lástima y pena”.

Me cuesta horrores dormir. A veces, Blas se presenta en mis sueños”, reveló. Además, confesó que lo hostigaron en las redes sociales. Ahora no trabaja porque no está preparado mentalmente para seguir con algunas actividades de la vida.

Cómo sigue el juicio

La próxima semana habrá otras tres jornadas los días martes, miércoles y jueves desde las 9 hasta las 16. Se esperan los testimonios de los otros dos acompañantes del vehículo acribillado, Juan Cruz Camerano Echavarría y Camila Toci