La inseguridad y la violencia de Córdoba se combinaron en una amarga postal de la época, en la que un trabajador vivió momentos de terror en un episodio ocurrido este viernes en Jesús María.

//Mirá también: El video del ataque salvaje contra un taxi de Córdoba

Es la historia de Marcos, que este viernes realizaba un reparto de garrafas cuando atropelló a dos perros con su camioneta, por lo que se detuvo y en esa instancia fue atacado por un nutrido grupo de salvajes que lo golpearon, le rompieron el vehículo y le robaron.

“Tenía que ir a dejar un pedido a la calle Huasapampa, al fondo, tipo 5 y media de la tarde se me cruzan dos perros y los atropellé... paré para estacionar y veo por el espejo que uno me saca una garrafa”, relató este lunes a Más Radio.

//Mirá también: Denuncia que fue golpeada por un policía de Córdoba, en un control vehicular

Cuando advirtió que le estaban robando, el hombre no dudó en defenderse: “Me bajo, forcejeo con él y se la quito”, recordó y agregó que mientras acomodaba las garrafas se acerco una persona a increparlo por los perros: “yo le decía que fue un accidente y me agarró a piñas”, contó.

En medio de esa situación fue que comenzó la locura: “Yo me defendía, cuando apareció un chico y rompió el parabrisas con una pedrada y otra pedrada pegó en la puerta”.

Seguidamente, la barbarie se incrementó: “Eran 4 ó 5 los que me pegaban y otras 30 personas mirando, algunos le pegaban patadas a la camioneta”, relató con horror.

“Todo era por los perros, pero fue inevitable, los perros salieron corriendo y quedaron debajo de mi camión, no iba fuerte”, explicó el trabajador, que dijo que durante la agresión le robaron su celular.