Para Instituto era una excursión de riesgo a Santiago ante Güemes, uno de los punteros de la Primera Nacional. Y a la vez, la oportunidad de acortar las distancias, ya que le lleva 12 unidades, instalado en la cima de la Zona B. Pero no pudo. Igualó 1 a 1 en el estadio Madre de Ciudades. Empezó perdiendo con gol en contra de Vera Oviedo pero igualó con el debut en la red de Joaquín Molina.

//Mirá también: En la zona de Instituto llegó a la punta el equipo de Chiqui Tapia

La Gloria no aparece en el torneo, su última presentación fue un empate en tiempo de descuento en Alta Córdoba con Almagro, y el técnico Marcelo Vázquez reconoció que todavía no encontró el equipo.

En el inicio, fue el equipo local el que avisó. Primero, con un desborde de Pato Ríos, el enganche que definió al cuerpo de Carranza. Luego, el que lo tuvo fue Claudio Vega que le pegó de lejos y su disparo pegó en el travesaño.

Ese flash de superioridad del equipo santiagueño duró los primeros cinco minutos. Luego, Instituto se paró mejor y, aunque sin generar mucho en ataque, emparejó las acciones en el partido.

Luego, con Güemes atacando y la Gloria esperando y metiendo alguna contra, el partido no tenía tantas certezas en ataque de ninguno de los dos equipos.

El intenso calor de la siesta santiagueña hizo que el partido se parara para que los futbolistas y la terna arbitral se refresquen.

//Mirá también: La Agustina, nueva marca para vestir a Instituto

Pero, a los 39, llegó el gol de Güemes. En una pelota desde la izquierda, le quedó a Vega que le pegó, se desvió en Vera Oviedo y descolocó a Carranza que veía cómo lentamente la pelota se metía en el arco.

Dos minutos después, llegó el empate para el Albirrojo. Joaquín Molina buscó un centro en el área rival y, ganándole en el salto al arquero Salvá, pudo poner las cosas 1 a 1.

Y, con las emociones de los goles en el final, se cerró el primer tiempo en el flamante estadio de la capital santiagueña.

En el complemento, Instituto se paró un poco más adelante. Intentó, desde el inicio, manejar la pelota con Alejandro Faurlin, Rodrigo Garro y Damián Arce, los tres volantes con mejor pie.

Sin muchas llegadas, el trámite del partido fue muy táctico. Con un Güemes que quería tratar de imponerse jugando de local y con el equipo de Alta Córdoba, con un planteo inteligente y tratándole de sacar la pelota al rival, el juego se situaba lejos de los arcos.

Hasta el final, ninguno de los dos equipos se mostró conforme con el empate y hubo algunos intentos con disparos desde afuera del área que no prosperaron. Y, así Instituto, que intentó con un cabezazo de Comachi que atajó Salvá en la última jugada, volvió a conseguir un empate.

Es la decimotercer igualdad de la Gloria que suma 25 puntos y sigue a siete de Defensores de Belgrano, el último en zona de clasificación.

El próximo partido albirrojo será el lunes 23 de agosto, a las 15.35 recibiendo a Deportivo Morón en el Monumental de Alta Córdoba.