Habló el papá de Solange Musse: “Para la gente común la justicia es muy lenta”

Pablo Musse y Solange. (Gentileza familia Musse)
Pablo Musse y Solange. (Gentileza familia Musse)

Pablo Musse pidió “celeridad” judicial, a casi dos años de la muerte de su hija.

La familia Musse todavía sigue esperando justicia, a casi dos años de la muerte de Solange en Alta Gracia. La joven falleció en agosto del 2020, y su padre no pudo despedirse de ella, ya que las autoridades no permitían su paso a la provincia, por la estricta cuarentena. Este martes, Pablo apuntó a la Justicia y pidió “celeridad”.

Tras el hecho, Pablo Musse -padre de Solange- presentó una denuncia penal en la Justicia federal para que investigue el rol de las autoridades del Gobierno de Córdoba. En su momento, el abogado defensor de la familia, Carlos Nayi, declaró: “Se procederá a formular denuncia penal por la probable comisión de los delitos de abuso de autoridad, violación de los deberes de funcionario público, privación ilegal de la libertad”.

Sin embargo, el caso pasó a manos de la Justicia de Córdoba que imputó al sargento primero de la Policía Caminera, Darío Masilla (con asiento en Huinca Renancó), los médicos Eduardo Javier Andrada y Sergio Alí, del COE, y Analía Morales, trabajadora social del COE Río Cuarto, procesados por presunta violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

La investigación judicial

El caso todavía no ha tenido avances, en diálogo con el programa Todo Pasa, dijo: “Sabemos que la causa ya pasó por varios juzgados: el Juzgado Federal de Córdoba, el de Huinca Renancó, de allí al Juzgado Federal de Río Cuarto, y la Corte Suprema determinó que vuelva a Huinca Renancó para más celeridad, pero no aparece”.

Y agregó: “Hace 20 días atrás el fiscal pidió el análisis de las comunicaciones telefónicas del 26 de agosto del 2020, lo que muestra un gran retroceso en las investigaciones del caso”.

Actualmente, Pablo se encuentra viviendo en Neuquén por cuestiones laborales, pero viaja a Córdoba todos los meses para continuar con su pedido de justicia. “Venimos pidiendo justicia del día 1. Fue una pandemia totalmente irregular. Había pacientes terminales que podían ser visitados por sus parientes pero no se lo permitieron”, contó.

Asegura que nunca fueron escuchados. “Para la gente común la justicia es muy lenta. Hasta el día de hoy, se comunica con nosotros gente que le pasó lo mismo. Pido por todos, hubo muchísimos casos. Pedimos justicia y si alguien pasó lo mismo que haga la denuncia, porque la Justicia por sí sola no va a hacer nada. Pedimos también celeridad en el caso de mi hija”, finalizó.

Temas Relacionados