Una vez más Pablo Musse, papá de Solange, la joven que falleció de cáncer en Alta Gracia sin poder despedirse de su padre porque no lo dejaron pasar en un control policial al sur de Córdoba, se mostró indignado con la política argentina y expresó que “da asco” al ser consultado sobre las polémicas visitas y fiestas de cumpleaños que se llevaron a cabo en la quinta presidencial de Olivos durante las restricciones por la pandemia de coronavirus.

//Mirá también: Alberto Fernández sobre el caso Solange: “No vi la carta y conozco muy por encima lo que pasó”

El hombre fue entrevistado en el programa Una Vuelta Más, de Diego Schimkman, por la pantalla de Todo Noticias y allí fue donde dio a conocer su indignación por la situación. “Le quitaron los derechos a nuestra hija. Solange se fue sin poder despedirse y nadie hizo nada”, expresó Pablo.

Y agregó: “Escuchar que había fiestas de cumpleaños en la Quinta de Olivos provoca más que indignación. No se puede explicar. Nuestra familia está devastada”.

Por la muerte de Solange, su familia radicó una denuncia en la Justicia federal de Río Cuarto en contra de los gobiernos que no lo dejaron ingresar a sus provincias, puesto que el hombre viajaba desde el sur del país hacia Alta Gracia.

//Mirá también: Juanita Viale sobre el caso Solange: “¿Hasta dónde hay que respetar un pu... protocolo?”

Además, la fiscal federal de Río Cuarto, Alicia Cena, imputó a un policía, a dos médicos del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y a una trabajadora social por presunta violación de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad al impedir el ingreso del padre de Solange Musse a Córdoba.