En los Tribunales de Córdoba finalmente comenzó este jueves el juicio oral y público contra el golfista Ángel Pato Cabrera, al que se lo acusa como presunto autor de los delitos de violencia de género y hurto, hechos denunciados por su ex pareja en 2017 y 2018.

//Mirá también: La pareja del Pato Cabrera, y la causa por violencia: “Es un circo, quieren plata”

El proceso tuvo hoy su primera jornada, con la presencia de Cabrera en el recinto, tal como el deportista lo había solicitado a través de su defensa.

El golfista está acusado de lesiones leves, lesiones leves agravadas y hurto simple, en concurso real, por lo que la Fiscalía podría pedir que se le imponga una pena de hasta seis años de prisión.

Durante el resto de las jornadas, se escucharán los testimonios de 17 personas, entre ellas su expareja, la agente de policía Cecilia Torres Mana, que denunció los hechos y que asistirá a la audiencia de forma virtual.

//Mirá también: Carlos Hairabedian sobre el “Pato” Cabrera: “No es el monstruo que se ha querido presentar”

Se esperan que se realicen cuatro audiencias y el alegato final y el veredicto se esperan para miércoles 7 de julio.

Cabrera está en prisión preventiva desde enero de este año, cuando salió del país con rumbo a Estados Unidos para disputar un torneo sin pedir autorización a la Justicia.

Tras ser emitida una alerta a Interpol, fue finalmente arrestado en Río de Janeiro, en Brasil, y extraditado a la Argentina.

Las declaraciones del Pato Cabrera

Durante esta primera jornada Ángel “El Pato” Cabrera también respondió a las preguntas de su abogado defensor, Carlos Hairabedian. Cuando se lo consultó sobre su salida del país, para participar de un torneo de golf en Estados Unidos, Cabrera aseguró: “Yo no tenía ninguna restricción, ni ninguna prohibición”.

Es más, Cabrera brindó detalles del viaje al indicar que viajó a Ezeiza en auto, que allí hizo la cola “como todo el mundo” y que se tomó un vuelo a Miami de una aerolínea norteamericana “en clase turista, con repatriados” estadounidenses.

El propio golfista reconoció que el abogado que en ese momento lo asistía no le había dicho que no podía salir y que ese letrado debería haber pedido un permiso si le correspondía.

Más tarde el abogado de Torres Mana, Carlos Nayi lo consultó: “¿Sabía que para viajar al exterior tenía que comunicarlo?”. A lo que el “Pato” respondió: “No, no sabía”.

Cabrera confesó que se enteró que era requerido por la autoridad judicial cerca del 20 de agosto: “Estaba en Estados Unidos cuando dijeron que yo estaba prófugo. Cuando salió la orden de detención, ahí no sabía nada”.