Los tiempos han cambiado por causa de la pandemia, al punto que aun con más de medio siglo de existencia la de anoche era una prueba de fuego para la 56° edición del Festival de Doma y Folklore de Jesús María, que así volvía, luego de la suspensión de 2021.

Con los nervios propios de un debut, había mucho en juego sobre todo con los consabidos protocolos que imponen las autoridades y que complican cualquier experiencia de salir de casa.

Todo comenzó con un gran show de canto, baile y despliegue artístico del elenco de Bien Argentino con El ‘Indio’ Lucio Rojas y Natalia Pastorutti como invitados, y en seguida se vivieron las primeras jineteadas del campeonato de la doma, en las llamadas noches del color y el coraje.

El baile tradicional abrió el Festival de Jesús María.

Sobre el legendario escenario estuvieron dignos representantes de Santiago del Estero, como Cuti y Roberto Carabajal, Raly Barrionuevo, Dúo Coplanacu y los locales de Los Viscacheros, en una noche estrellada bajo el signo de la chacarera.

Raly fascinó al público en la primera noche de Jesús María. (La Voz)

Los protocolos sanitarios de Jesús María

Para la reapertura festivalera se dispuso de un estricto control de protocolo en la zona de ingreso al Anfiteatro José Hernández, tarea que estuvo a cargo del personal de Salud provincial, municipal y de la Cruz Roja, a los efectos de supervisar la tenencia del Pase Sanitario que se exigió para participar del festival, requisito obligatorio que alcanza a las personas a partir de los 13 años.

Jesús María: no hubo mucha distancia social pero la Cruz Roja colaboró controlando el pase sanitario (Pedro Castillo).

¿Cómo fueron los repertorios de los artistas?

Los santiagueños Cuti y Roberto Carabajal abrieron la grilla de artistas en el escenario Martín Fierro para interpretar sus ritmos de chacareras, como La Pucha con el Hombre, Chacarera del Patio, Cuando me abandone el alma, Déjame que me vaya, Entre a mi pago sin golpear, y otros temas de su clásico repertorio.

Luego subieron al escenario Los Vizcacheros, un trio de Jesús María que interpretan temas tradicionales emulando a Los Chalchaleros entonaron Luna Cautiva, El Castiquichua, Córdoba de las campanas, La Córdoba Norteña y La sanlorenceña.

El Dúo Coplanacu subió al escenario con zambas, chachareras y escondidos, entre ellas La Añoradora, De Simoca, Corazón atamisqueño, Escondido del Rezabaile, Por la costa del salado y De La Banda a Santiago.

El dúo Coplanacu.

A la 1.45 de esta madrugada, y con el predio con muy buena concurrencia de público, comenzó la actuación del artista principal de la primera jornada festivalera, el santiagueño Raly Barrionuevo para abrir el repertorio con la canción De mi madre, luego interpretó Ey paisano, Zamba de la añoranza, La de los angelitos, Si yo fuera río y Calle angosta, entre otros temas.

El cuarteto, para cerrar la noche

El cierre fue al ritmo del cuarteto cordobés con Magui Olave, la prima de Ulises Bueno y del fallecido Rodrigo ‘El Potro’ Bueno.

Mientras tanto en el ‘Campo de la Doma Felix Gigena Luque’ abrió el ‘Campeonato Nacional e Internacional de Jineteada’ en las categorías Crina Limpia, Gurupa Surera o Sureña y Basto con encimera lisa, actividad que es acompañada con relatos y payadas de Néstor Ramello y Nicolás Membriani, entre otros.

Festival de Jesús María en marcha otra vez.

Para esta edición se había anunciado el uso obligatorio de cascos y pecheras para evitar accidentes que pongan en riesgo la vida de los domadores, pero esa decisión debió posponerse para el 2023 por razones logísticas que impidieron disponer de esos elementos, comunicaron oficialmente desde la organización del festival.

La decisión de adoptar obligatoriamente esos protectores se había adoptado durante el festival anterior, de 2020, a partir de la muerte del jinete cordobés, Norberto Eric Cossutta, luego caerse de la monta y ser aplastado por el caballo durante la competencia.