Como parte del fin de semana largo, con las sierras colmadas y mucha gente en los ríos pese a que todavía hay restricciones para circular a raíz de la pandemia de coronavirus, para este lunes feriado se espera una jornada muy calurosa.

La máxima prevista por el Servicio Meteorológico Nacional llegaría a los 36 grados, con cielo ligeramente nublado, caluroso y ventoso, con ráfagas regulares del sector norte. La mínima será de 20 grados.

Para el martes, comienzo de la semana laboral, seguirá el calor con una máxima de 34 grados y posibilidad de lluvias por la noche. Estas precipitaciones harán que la temperatura baje el miércoles, con un jornada que lo mismo será calurosa, con 28 de máxima.

Para jueves y viernes, el pronóstico indica tormentas aisladas durante el día y la noche, y con precipitaciones más fuertes en la noche del viernes.