Denunció que su hijo fue abusado en un colegio de Córdoba y se encadenó para pedir Justicia

El papá se encadenó en la puerta de la institución. Otros padres se sumaron al reclamo.
El papá se encadenó en la puerta de la institución. Otros padres se sumaron al reclamo. Foto: Radio Suquía

La familia hizo denuncias pero aseguran que nadie les dio respuestas. Incluso, su hijo volvió a ser hostigado. El Ministerio de Educación se refirió al caso.

Días atrás se conoció una grave denuncia por abuso sexual dentro del colegio Rafaela Sanchez de Caldelari, ubicado en barrio Ayacucho de la ciudad de Córdoba. La víctima fue un pequeño de 11 años, con autismo. Este lunes, su papá se encadenó a la puerta de la escuela para pedir Justicia.

En diálogo con Vía Córdoba, el hombre denunció: “El lunes, dos compañeros lo ataron, lo torturaron, le metieron la cabeza en el inodoro, le bajaron los pantalones y abusaron de él. Lo dejaron atado en el baño”.

Tras el hecho, sus padres hablaron con las autoridades del colegio y pidieron que se tomen medidas. Sin embargo, asegura que sólo le respondieron que “lo iban a solucionar a través del diálogo”. En paralelo, realizaron una denuncia penal y presentaron el caso en el Ministerio de Educación provincial.

Según detalló el denunciante, a nivel judicial se dispuso que los directivos arbitren medidas para que la víctima y sus agresores no se vuelvan a cruzar; pero esto no fue así. “Ese viernes volvimos a casa y me contó que uno de ellos volvió a hostigarlo. También nos enteramos que la maestra le hace bullying y que lo repara cuando habla, porque él tiene dificultadas para comunicarse”, agregó el papá.

Sin respuesta de los directivos

Cansado de esperar respuestas, el hombre se encadenó a la institución para pedir Justicia por su hijo. Reclamó que se aparte a los directivos y que se arbitren medidas para ofrecerle seguridad a los estudiantes.

El papá se encadenó en la puerta de la institución. Otros padres se sumaron al reclamo.
El papá se encadenó en la puerta de la institución. Otros padres se sumaron al reclamo. Foto: Radio Suquía

A nuestro hijo no lo vamos a mandar al colegio, no podemos seguir exponiéndolo. Nos costó siete años que él pueda comunicarse y relacionarse con sus compañeros, para que esta gente lo eche a perder”, dijo. Un grupo de padres también se sumaron a la protesta y no enviarán a sus niños a clase.

La palabra del Ministerio de Educación de Córdoba

Fuentes del Ministerio de Educación de Córdoba confirmaron a Vía Córdoba que recibieron la denuncia el pasado 6 de septiembre. “Allí comenzó la intervención de la inspección, a cargo de Liliana Sesa, se activó el acta de vulneración de derechos y se dio participación a las autoridades judiciales”, dijeron a Vía Córdoba.

En tanto, el papá del pequeño aseguró que no se contactó ninguna autoridad con él “ni se tomó ninguna medida para darle seguridad a mi hijo”.

Respecto a esto, desde el entre provincial agregaron: “Desde el día uno estamos monitoreando este caso y poniendo todos los recursos a disposición. El acompañamiento se viene realizando a través de las herramientas que tiene la escuela y el ministerio para estos casos: diálogo, escucha, equipos interdisciplinarios de convivencia escolar y por supuesto, en este tipo de situaciones, la activación del acta de vulneración de derechos para dar parte a las autoridades judiciales”.