En julio de 2018 se conocía el escalofriante asalto que sufrío Nicolás Ramón Gómez (56), un hombre de Cruz del Eje que fue emboscado y apedreado en la cabeza para robarle un celular y dinero. Gómez intentó escapar con su auto, pero las heridas habían sido tales que impactó violentamente contra un poste. Luego, falleció en el hospital donde lo trasladaron.

//Mirá también: Estafas en Córdoba: una pareja fue condenada por alterar cajeros y robar casi un millón de pesos

Cuando los primeros policías llegaron al lugar, el hombre aún balbuceaba. Presentaba graves heridas, sobre todo en la cabeza. Su Renault 12 había impactado contra un poste. Sin embargo, lo que a simple vista parecía un mero siniestro vial, en realidad encerraba un terrible trasfondo. Una situación que pudo relatar a los efectivos policiales, con la últimas fuerzas que le quedaban.

La víctima había sido emboscadado de noche, mientras se encontraba con una mujer, por tres ladrones que le habían robado celulares y 150 pesos. En medio del asalto, el hombre se resistió y terminó siendo golpeado con pedradas que le dieron en la cabeza. La mujer escapó corriendo.

Malherido y, con la idea de escapar y pedir auxilio, el hombre alcanzó a manejar unos metros hasta que se estrelló contra la columna de alumbrado. La víctima fue internada en el hospital de Cruz del Eje pero su cuadro se agravó y fue derivado al Hospital San Roque de Córdoba Capital, donde finalmente murió varios días después.

Falleció a causa de un fallo multiorgánico debido al traumatismo craneoencefálico, consecuencia directa de la violencia desplegada por los imputados al momento de cometer el robo”, se desprende de la causa.

A poco de cumplirse tres años de aquel terrible suceso, comenzó el juicio contra dos jóvenes que fueron acusados de haberlo matado. El proceso se llevará a cabo en la Cámara 6ª del Crimen de Córdoba, con la participación de jurados populares. Matías Alejandro Dutrá Palacio y Facundo Ernesto Bazán responden por homicidio en ocasión de robo, delito que prevé una pena de hasta 25 años de cárcel.

En las últimas horas, hubo conversaciones entre la fiscalía, a cargo de Martín Berger, y los defensores de los imputados a fin de arribar a un acuerdo legal para la realización de un juicio abreviado. Al parecer, los acusados estarían por confesar su participación en el asalto, con lo que se podría acordar una condena con una pena más cercana al mínimo en la escala penal (8 años).