El gendarme Gustavo Walter Roldán fue hallado muerto a las 3.30 del domingo 13 de enero, por un compañero con el que vivía. El hombre fue encontrado semivestido, maniatado de pies y manos, amordazado y con feroces golpes principalmente en el rostro. Hoy, sentenciaron a sus homicidas: Luciano Gabriel y Matías Emanuel Moyano.

//Mirá también: Encontraron muerto a un chofer y UTA paraliza el transporte en Córdoba

Los condenados son dos hermanos que deberán afrontar una pena de 15 años de cárcel por haber asaltato, torturado y causado la muerte de Roldán en su departamento, en un edificio del barrio Alberdi de Córdoba Capital.

La víctima fatal tenía 30 años y era efectivo de Gendarmería. La autopsia determinó que el hombre murió broncoaspirado, producto de la golpiza y el estrés sufrido.

La investigación (realizada por el fiscal de instrucción Guillermo González y mantenida por su par de Cámara, Martín Berger) determinó que la víctima había pautado un encuentro con un joven, a través de una página web para citas.

Al departamento 1° B del edificio de pasaje San Agustín 377, en barrio Alberdi, finalmente llegaron dos jóvenes: el muchacho que había sido citado y su hermano. Tras tomar unas cervezas, atacaron a su víctima, según se determinó en la causa.

A Roldán le robaron dinero y algunas pocas pertenencias, entre las cuales estaban su celular y una notebook. Los asesinos fueron detenidos a los pocos días, tras un exhaustivo trabajo de los investigadores policiales y judiciales.

En juicio abreviado en la Cámara 6ª del Crimen de Córdoba, los hermanos Luciano Gabriel y Matías Emanuel Moyano, de 24 y 26 años, finalmente fueron condenados por homicidio en ocasión de robo. Se les impuso una pena de 15 años, la escala mínima para ese delito. Sin embargo, el fiscal Berger había solicitado 17 años.

Los asesinos aceptaron los cargos, se mostraron arrepentidos y pidieron perdón. “Se nos fue la mano”, dijo uno de ellos en la sala de audiencias, ante la mirada atribulada de los familiares de la víctima, quienes siguieron las instancias del juicio a través del sistema de video llamada.