En pleno Centro de la ciudad de Córdoba un hombre se llevó una tira de asado de un supermercado, pero fue alcanzado por un policía, a pocas cuadras del lugar, en un hecho que habla mucho de los tiempos que se viven.

Sin resistirse ni negar su autoría, el “cliente” se hizo cargo de sus actos y procedió a devolver el corte de carne, ante el reclamo de un uniformado, según publicó este jueves radio Continental Córdoba.

Minutos antes, siempre en la versión periodística, el hombre había ingresado a un supermercado cercano al paseo Del Milagro I, por calle Deán Funes, y se escondió el preciado corte cárnico en el interior del pantalón.

Su picardía fue advertida por los empleados del comercio, que de inmediato avisaron a uno de los policías que realizan guardias en el área central, quien lo alcanzó a unas pocas cuadras.

Tras verse descubierto y explicar que lo había hecho por necesidad, el hombre devolvió la tira de costilla y continuó con su marcha.