Una institución médica privada de la ciudad de Villa María ha hecho pública su negativa a realizar abortos y es una de las primeras del interior de la provincia de Córdoba en sumarse a la tendencia que iniciaron el Instituto Médico de Río Cuarto; el Hospital Privado y la Clínica Reina Fabiola, en la capital cordobesa.

Se trata de la Clínica de Especialidades, centro médico que esta semana ha emitido un comunicado en el que sienta su posición, amparada en la objeción de conciencia: “nuestra misión y visión traen aparejadas el respeto a la libertad de conciencia individual y del conjunto”, escriben.

“Nuestro deber es sostener esas convicciones y valores, en virtud de ello, informamos a todos nuestros pacientes y a la comunidad en general que la Clínica de Especialidades no brindará servicios para la implementación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo”, anunció la entidad.