El fuego devoró todo y los dejó con lo puesto y nada más, pero están vivos, sanos y confían en la mano solidaria de los cordobeses para levantar su casa entre las cenizas, en Villa la Vaquita, en Córdoba.

Son la familia que forman Marcelo y Noelia, que tendrán una Navidad con poco para brindar, tras ese incendio que devoró la vivienda que ellos habían construido en esa barriada emplazada entre las avenidas Celso Barrios y Circunvalación, en el sur de la ciudad.

“El lunes a las 10.50 salí a comprar. Y cuando volví, a las 11, estaba todo quemado. No me dio tiempo a nada. Justo no había nadie en casa”, revive Marcelo a El Doce y añade con alivio que los integrantes de su familia “estaban en casa de mi hermano. Fue adentro de la vivienda. Ya no podía hacer nada”, lamentó.

A su lado, Noelia completa y dice que “quedamos con lo puesto y los documentos. Decí que mis hijos estaban en casa de mi cuñada”, contó.

Ya con la irreversible pérdida material y la alegría de estar sanos y juntos, piden ayuda y colaboración para poder poner nuevamente un techo sobre sus cabezas: “si alguien tiene ladrillos, chapa, me sirve porque no tengo ayuda para levantar de vuelta. Para construir de vuelta, aunque sea una pared”, dijo Marcelo.