La Cámara 5 del crimen de Córdoba dictará este viernes por la tarde la sentencia para los acusados de matar a quemarropas a Santiago Orellano (18). El crimen del joven ocurrió en 2020 en barrio Comercial y la madre de la víctima le pidió de rodillas al juez que dicte la pena máxima para el asesino.

En las últimas declaraciones antes de conocerse las sentencias, la mujer rogó a los jurados populares y al tribunal que Franco Daniel Tapia (26) reciba cadena perpetua. Tapia fue quien mató de un disparo a Santiago cuando el joven iba a ver un partido de fútbol y luego le robó sus pertenencias, por lo que está acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y hurto calamitoso.

“Nunca más lo voy a tener, nunca más lo voy a acariciar y nunca más lo voy a volver a ver a mi hermoso hijo”, señaló la madre del joven asesinado. “Permiso juez, le voy a pedir a todo el jurado popular que por favor hagan justicia por mi hijo. Personas como estas no pueden salir a la calle por muchos años porque son un peligro para todas las familias de ustedes”, indicó ya de rodillas y entre lágrimas.

“Ellos no tienen piedad, no tienen amor ni por la vida suya ni por nadie. Por favor, por el nombre de Santiago, les pido perpetura para este homicida, animal”, suplicó la mujer. Cabe destacar que además de Tapia, también está sentado en el banquillo de los acusados Ramón Mariano Rodríguez (35), quien participó del ataque y además intentó asesinar a otro joven que jugaba en Vicor, por lo que está imputado por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, coacción y abuso de armas.

La palabra del padre de Santiago Orellano