En la desesperación por ver a su madre que se asfixiaba atinó llamar al 911 y con la guía remota de una oficial de Policía logró salvarle la vida, en un hecho ocurrido en una vivienda de barrio Las Palmas, en Córdoba.

//Mirá también: Policías salvan la vida a un bebé.

Es la historia de Mariana, que vio a su mamá, de 88 años, que se atragantó con la comida y no podía respirar por lo que entró en gran nerviosismo pero alcanzó a realizar la llamada que la ayudó a salvar la vida de María Angélica.

“Lo primero fue calmarla a ella, que estaba muy nerviosa y llorando”, contó la policía operadora del 911, Paola Molina, sobre la situación que tuvo el mejor de los finales.

“Ella me dijo que su mamá estaba muy morada. Me llamado desesperada, afligida y lloraba, por eso lo primero que hice fue calmarla”, recordó en declaraciones a El Doce y agregó: “cuando te llaman así se te mezclan un montón de emociones, pero hay que actuar fríamente porque la vida de alguien depende de uno. Tenés que hacerlo más tranquilo vos, para transmitirle eso a la otra persona”, sintetizó.

//Mirá también: Una agente cordobesa amamantó al bebé que custodiaba

“Estamos en capacitación permanente de RCP y otras maniobras. En todas, la calma es fundamental para que salga bien. Yo la escuchaba tan nerviosa que, si no se calmaba, no íbamos a poder llegar a un buen final”, relató la oficial a Cadena 3.