El azar quiso que el accidente no derive en tragedia en la madrugada del lunes, cuando un vehículo se estrelló contra una casa de familia cuyos ocupantes, entre ellos un bebé de meses resultaron ilesos.

//Mirá también: Accidente fatal en Córdoba: iba caminando y fue atropellado por una moto

Fue en la rotonda de barrio Argüello, donde el conductor de un Renault Sandero perdió el control del rodado, salió del asfalto y pegó de lleno contra la pared de la casa, justo en la habitación.

El auto derribó la pared de la habitación mientras dormía la familia.Eldoce.tv

Tras el impacto, los ocupantes vivieron momentos de gran angustia porque el pequeño bebé de la familia quedó bajo una montaña de ladrillos, pero se salvó milagrosamente, según contaron a El Doce.

“Fue una explosión fuerte y lo único que atiné cuando me desperté fue pensar en el bebé que quedó entre medio de los ladrillos”, dijo una de las mujeres de la casa.

//Mirá también: Villa Nueva: murió atropellado después de bajar del colectivo

Por su parte, otro de los integrantes del grupo familiar comentó: “No lo puedo creer, estábamos dormidos todos y de repente vemos una luz blanca que estaba encima nuestra. Según dijo el conductor se le cortó la dirección pero para nosotros venía muy fuerte”, expresó.