Gonzalo Cumplido es uno de los policías imputados en la causa por el asesinato del adolescente Blas Correas y asegura sentirse perseguido por un “complot y un informe tendencioso”, dice este ex funcionario policial de Córdoba, acusado por un presunto incumplimiento de los deberes de funcionario público.

//Mirá también: Imputan a una alta jefa policial por la muerte de Blas.

“Tenía 3.500 efectivos a cargo y dos de ellos cometieron esta atrocidad de usar el armamento y que finalmente pierda la vida Blas”, argumentó el ex uniformado a Cadena 3.

Seguidamente remarcó que ofreció su colaboración con la Justicia desde el primer momento, tras un nuevo hecho de gatillo fácil y violencia policial en 2020: “yo entendí que si había alguien responsable era yo, y por eso pedí el pase al retiro voluntario el viernes a la tarde y por directivas del ministro no me aceptó esta disposición”, sostuvo.

“Quise hablar con el fiscal y no lo logré. Me atendió después de escucharme declarar por los medios y me dijo que me quede tranquilo que hacía lo correcto”, enfatizó.

//Mirá también: Padre de Blas Correas: “A mi hijo lo mataron cuatro veces”.

Pero, siempre según se versión, todo cambió para él cuando pudo enviarle un mensaje al ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera: “me dijeron que habían tomado una decisión y que por cuestiones de mando de cadena de conducción, la cabeza que iba a ser entregada era la mía”, reveló.

“Me sacan supuestas causas que tenía en el Tribunal de Conducta después que me imputa Mana. En marzo me dicen que tenía una causa pendiente y yo no tenía nada”, reclamó.