A pesar del congelamiento de precios establecido por el Gobierno Nacional, durante el pasado mes de octubre la inflación no aflojó y rozó el tres por ciento en Córdoba. Según informó la Dirección General de Estadística y Censos de la Provincia, el índice de precios al consumidor (IPC) subió un 2,77 por ciento.

De acuerdo al informe, la variación del IPC en octubre se debe principalmente al incremento que sufrieron los segmentos Alimentos y bebidas (+2,7 por ciento), y Transporte y comunicaciones (+2,37 por ciento). Otros capítulos que tuvieron una importante variación fueron Esparcimiento (+5,89 por ciento) e Indumentaria y calzado (+4,56 por ciento), entre otros.

Con esta nueva suba, la inflación acumulada de los primeros 10 meses del año escaló nada menos que al 40,87 por ciento. Asimismo, si se traza una comparación interanual, es decir, en relación a octubre de 2020, el costo de vida creció nada menos que un 51,85 por ciento.

Cabe destacar que la inflación de Córdoba fue menor a la nacional, que llegó al 3,5 por ciento.