A cuentagotas comienzan los investigadores a encontrar hilos de una trama que por el momento es puro misterio en torno a la muerte de un adolescente, al que encontraron ya sin vida, en una esquina del barrio Marechal, a pocas cuadras del Centro de la ciudad de Córdoba.

Mirá también: los ladrones lo despertaron a los golpes, en su propia casa.

Mientras reina el silencio de los vecinos, los peritos policiales procuran conocer cuántos disparos se habrían oído en la madrugada del viernes y quien accionó el gatillo que dio muerte a este joven, cuya identidad no ha podido ser confirmada, y que se sospecha que no andaba solo al momento del fatídico desenlace.

De acuerdo a los primeros aportes recibidos en el difícil esfuerzo por reconstruir lo sucedido, la investigación tiene una línea que lleva a un presunto episodio de robo, en el que un vecino del sector se habría defendido a tiros de un grupo de malvivientes, entre los que se contaría el muchacho que yacía muerto con tiro por la espalda, junto a una columna del alumbrado público, en la esquina de Miguel Gorman y Garzón Maceda, de Marechal, muy cerca de Villa Páez.

Como en una novela del italiano Leonardo Sciascia, el silencio impera en el sector, pese a que se sospecha que no hubo solamente una detonación en la fría noche de la zona: “no sé qué pasó. Estoy cerca al frente y no escuché nada”, se limitó a comentar una vecina a radio Cadena 3, esta mañana.