Ante eventuales manifestaciones por el debate del proyecto de ley de aborto, la Justicia de Córdoba ha pedido la custodia de iglesias y edificios históricos de la ciudad, que ya han sido blancos del vandalismo en distintas marchas de grupos abortistas en los últimos años.

Pañuelazo frente a la Catedral de Córdoba.

En tal sentido, el fiscal Raúl Garzón ha impartido directivas a la fuerza policial para que se proteja a los templos y edificios del Arzobispado de Córdoba, que podrían ser nuevamente dañados, de producirse marchas para apoyar la postura a favor del aborto.

“Ante el inminente debate sobre la ley del aborto legal y las consecuencias en la sociedad, a favor y en contra, he instruido a la Policía para evitar pintadas como daños en las distintas fachadas”, detalló Garzón en declaraciones a Cadena 3.