Yamila Cuello despareció el 25 de octubre de 2009, en la ciudad de Córdoba. A casi 13 años del hecho, la Cámara Federal de Apelaciones confirmó la sospecha de que Yamila fue víctima de trata de personas y fue asesinada.

La Cámara intervino después de que el juez federal, Ricardo Bustos Fierro, declarara la nulidad parcial de una indagatoria y el sobreseimiento y la falta de mérito de ambos acusados, por falta de pruebas. Sin embargo, el fiscal federal Enrique Senestrari apeló la resolución.

De esta manera, la Cámara procesó a Néstor Antonio Simone (exnovio de la joven) y a Horacio Ramón Palacios (amigo de este). Ambos, acusados por trata de personas y homicidio agravado. Sin embargo, continúan en libertad.

YAMILA CUELLO. (Archivo).

El fallo de la Cámara Federal irá ahora a manos del juez federal N° 1 de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, que deberá decidir, entre otras cosas, si ordena las detenciones de ambos acusados y si le envía la causa a Senestrari para que eleve todo a juicio.

“Estamos devastados. Toda esta causa es devastadora y sobre todo es devastador lo que han hecho la Justicia federal y la provincial. Todo el tiempo pasándose la pelota... Y los años pasan y no hay justicia de verdad”, dijo a La Voz Soledad Cuello, la hermana de Yamila.