Coordinaron acciones para la protección de zonas donde las trabajadoras sexuales, tanto trans como cis, se sentían vulnerables.


Oficiales de la Policía de la Provincia, de la Policía Barrial y miembros de la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Córdoba (Attta) se reunieron este lunes para coordinar acciones de protección y seguridad. 

A través de esta mesa, se pudo iniciar un vínculo entre las fuerzas de seguridad y referentes del colectivo transexual, que permitió coordinar la protección de zonas donde las trabajadoras sexuales, tanto trans como cis, se sentían vulnerables a posibles situaciones con clientes, robos, peleas entre grupos, o agresiones por transfobia.

Para ello, instrumentaron grupos de WhatsApp que las mantiene unidas a la policía, y se incrementó la frecuencia de los patrullajes en el sector, lo que disminuyó notablemente los casos de riesgos o delitos.

“Siento que hubo un cambio, un salto cualitativo y cuantitativo; por fin sentimos que la Policía nos cuida”, reconoció Pía Aldana Bongiovanni, de Attta. Bongiovanni remarcó su felicitación personal a los presentes, y valoró “la voluntad de seguir capacitando a los agentes de seguridad en el reconocimiento de la diversidad de géneros y el trato digno”.

Otra inquietud planteada por la representante trans fue encontrar una estrategia “para que puedan trabajar las chicas, ya que por una cuestión cultural cuando un cliente pasa y ve que hay un móvil policial, no para” señaló.

Ante esta dificultad, compleja de resolver, se decidió realizar una nueva reunión en la cual participen todas las interesadas trans que trabajan sexualmente en la zona. El propósito es que ambas partes puedan intercambiar, escuchar las razones, pro y contras, y encontrar la solución que satisfaga al colectivo. El encuentro fue propuesto para esta semana en alguna sede pública de las inmediaciones del Mercado Norte.

Además de Bongiovanni también participaron del encuentro Franco Bonino, del Centro Trans Córdoba, funcionarios de la Secretaría de Seguridad: el director de la Policía Barrial, Cristian Cariddi, la subdirectora de Programas Especiales, Mariana Carbajo, la subidrectora de Seguridad Capital, Mariana del Campo; y el coordinador de la Comisión Interministerial de Géneros, Derechos Humanos y Diversidad Sexual, Alejandro Escudero Salama, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

También el comisario Cristian González, jefe del departamento XI; comisario Gastón Barrera, segundo jefe de CVE; subcomisario Jaime Ravell, titular del CAP XI; subcomisario Marcos Martínez, líder barrial del Cuadrante Centro. Acompañó también, Lucas Mezano, diretor general de Seguridad.




Comentarios