La empresa de electromésticos cordobesa José M. Alladio invirtió 250 millones de pesos en el relanzamiento de su marca Aurora y se incorporó al programa Potenciar, de internacionalización de las compañías, a través del cual negociará un acuerdo con Arabia Saudita de ensamblaje de productos en ese país, al tiempo que contempla establecer una filial de la compañía en el Paraguay.

"Ya tenemos mercados donde exportamos nuestros productos y ahora analizamos estos dos mercados de entrada. Para internacionalizarmos tenemos que lograr competitividad", dijo el flamante CEO de Alladio, Pablo De Lazzari. En un encuentro con periodistas, en la ciudad de Córdoba, De Lazzari; el gerente general, Marcos Alladio; y el gerente de marketing, Agustín Roberi, dieron a conocer los detalles de la inversión y de la internacionalización de la empresa, de origen familiar.

La compañía invirtió 250 millones de pesos en capital de trabajo, diseño y publicidad para relanzar su marca Aurora al tiempo que decidió expandirse a través de un acuerdo, que aún negocia con Arabia Saudita y con el establecimiento de una filial en Paraguay.

De Lazzari dijo que en el año 2016 la rentabilidad operativa de la compañía "no fue floreciente, cayó 50%, pero en el 2017 se está recuperando a través de eficientizar la cadena de valor desde el proveedor al cliente", definió.

La empresa, nacida en 1949 en el localidad de Luque, a 96 kilómetros de la ciudad de Córdoba, se especializa en la elaboración de lavarropas automáticos y fabrica y distribuye electrodomésticos a través de sus tres marcas, Aurora, Drean y Patriot, cuenta con un 70% de participación en el mercado argentino.

En el rubro de lavado, la empresa cordobesa compite con gigantes como la coreana Samsung, que ensambla lavarropas en Cañuelas, y la sueca Electrolux; mientras que en cocinas, la competencia es nacional, con las marcas Longvie, Orbis y Escorial.

Los pequeños electrodomésticos, de gama media, como jugueras, licuadoras de mano, aspiradoras, cafeteras, tostadoras, y hornillos, en su mayoría provienen de China en tanto que las cocinas de marca Aurora son elaboradas por la empresa cordobesa Macoser, proveedora de Alladio. Son 258 los servicios técnicos postventa en todo el país con los que cuenta Alladio, en tanto que a través de siete centros de transferencia y una flota de 18 camiones propios y otros contratados, la compañía distribuye sus productos a 1.700 clientes minoristas.

"El servicio técnico postventa nos da reputación de mucha previsibilidad, ya que otras empresas importan y luego interrumpen esa compra" y no hay repuestos para esos productos en el país.

Entre sus clientes se encuentran cadenas de distribución como Garbarino, Frávega, Falabella y Cetrogar, entre otras; se incluyen seis cadenas de hipermercados y el resto, son 1.600 comercios de electrodomésticos de todo el país.

Hace dos años, Alladio lanzó el primer lavarropas con Wi-Fi de Latinoamérica, que permite a los consumidores programarlo desde un celular, una tablet o con cualquier tecnología con conexión web. "Este nicho hace que 3.000 usuarios de ese tipo de lavarropas nos suministre información sobre la cantidad de veces que usan los diversos programas" del electrodoméstico, señalaron.

En relación al lavavajilla, dijeron que su uso "continúa siendo un desaflío" en la Argentina y aseguraron que "seguiremos apostando a que se incorpore la cultura de lavar vajilla a máquina" en un país en que se lo hace, en su mayoría, de forma manual.

En diálogo con Télam, Agustín Roberi, consideró que el año 2017 terminará con una mejora en el rubro de consumo de electrodomésticos "de entre 10% a 12%", en el marco de "una mejora en el clima económico".