La realización de fiestas llamadas "clandestinas" ha encendido las protestas de varios empresarios del espectáculo en Córdoba y ahora es el turno de Marcos Farías, hombre fuerte del ambiente cuartetero.

A través de un video que difundió en la web, Farías no tiene rodeos para decir que "la realización de fiestas clandestinas no hacen otra cosa que perjudicar nuestro sector", criticó más de seis meses sin bailes por la cuarentena.

En tal sentido, el empresario y representante de varios artistas cordobeses propuso que "creemos que con responsabilidad y con un protocolo elaborado por el COE nosotros podemos volver a la actividad y ser una contención para todas las fiestas ilegales que tanto dañan a la sociedad", dijo.

"Nuestro sector ha sido muy perjudicado por esta pandemia y creemos que la cultura con responsabilidad es segura", concluyó el empresario.