Marcos Corbo admitió a Vía Córdoba que "la situación es muy crítica" y que lo único que piden es que los "dejen trabajar".


Por la escalada de contagios de coronavirus, las autoridades sanitarias decidieron restringir desde este lunes 28 de setiembre, la circulación nocturna en la ciudad de Córdoba y otros 43 municipios, hasta el próximo 12 de octubre.

La medida ya comenzó a regir y se aplica desde las 20 hasta las 6 horas, y excluye a farmacias, estaciones de servicios, comercios de proximidad y otras actividades esenciales.

Sin embargo, la actividad gastronómica -una de las más golpeadas por la pandemia- a partir de las 20 puede funcionar bajo modalidad de delivery y take away y sólo hasta las 23.

En este sentido Marcos Corbo, dueño de un bar en Nueva Córdoba en diálogo con Vía Córdoba admitió: “Es otro golpe, uno más a los que ya venimos sufriendo. El delivery y la modalidad take away si le preguntas a cualquier comerciante, no rinde“.

Nuevas restricciones

Sobre las nuevas medidas restrictivas para frenar los casos, el empresario gastronómico resaltó: “Muy pocos negocios van a funcionar. Además, al mismo tiempo sigue corriendo el alquiler, la luz, los impuestos. Epec no adhiere al DNU y sobre la deuda cobra intereses.

Y agregó: “El único beneficio que teníamos es no pagar, y después pagar más adelante con interés. Eso para cualquier negocio es insostenible, es inviable”. En su caso, Marcos tuvo que entrar en un plan de pago para mantener los servicios, pero admite que con estas recientes decisiones “volver a arrancar” se les va a hacer difícil.

Con la apertura de los bares y restaurantes hasta la 1 de la mañana tenían la posibilidad de sostenerse, situación que a entender del gastronómico se vuelve a complicar. “Teníamos un aire y ahora nos lo volvieron a cortar”, sentenció.

“​En nuestros bares y restaurantes el ambiente era controlado, de hecho le pedimos a la municipalidad extender el horario porque veíamos que a la 1 de la mañana cuando se terminaba todo y la gente quería hacer algo más, se terminaba yendo a un departamento o a una fiesta y ahí es donde se producen la mayor cantidad de contagios” se quejó Marcos.

A su entender, lo que están haciendo las autoridades es para “peor” porque ellos tenían “medianamente controlada a la gente” y a su vez el Estado controlaba a los comercios nocturnos.

Sobre la extensión de las medidas y la protesta

“Te dicen 15 días, en marzo también nos dijeron que eran 15 días, por eso no podemos perder el tiempo”, sostuvo.

A raíz de las nuevas resoluciones restrictivas, trabajadores de bares y restaurantes decidieron organizarse para marchar este miércoles 30 de septiembre a las 11 en el Patio Olmos: “Tenemos que hacernos escuchar lo más rápido posible”.

(Facebook)

Es por eso que crearon la Cámara de Bares de Córdoba como una forma de juntarse y apoyarse en los reclamos en medio de la pandemia.​

Estamos un poco cansados de que nos metan las manos en el bolsillo. No damos más, estamos al límite”, finalizó.




Comentarios