La Justicia sigue esperando por Ángel "el Pato" Cabrera, luego de que el viernes pasado haya ordenado la detención y captura del golfista quien habría violado la restricción que le impide el acercamiento y comunicación con su expareja, Cecilia Torres Mana.

Justamente Cabrera se encuentra desde hace varios días jugando un torneo de golf en Michigan, Estados Unidos y su abogado salió a aclarar que había viajado desde hace tiempo al país norteamericano.

"Ángel 'Pato' Cabrera ha viajado al exterior con motivo de un viaje de carácter laboral, para jugar al golf profesional, y tiene que competir en Estados Unidos", indicó este miércoles por la noche, Miguel Alejandro Gavier, abogado de Cabrera.

El fiscal del 3º Turno de Violencia Familiar, Cristian Griffi, había otorgado cinco días a Cabrera para presentarse a comparecer por una causa de violencia familiar. A su vez, había indicado que si Cabrera desoye la orden, podría librarse un pedido de detención internacional a través de Interpol. Todo se inicia el viernes pasado, cuando Cabrera faltó a una convocatoria a raíz de la cual se pidió su detención porque tampoco había informado su salida del país.

Según informó La Voz, para Gavier, la prohibición de salir del país o la notificación de salida "no está expresamente impuesta" en el expediente. "Cabrera no ha violado ninguna norma ni ninguna restricción", completó el defensor.

Mirá también: La Cámara Segunda también pediría la detención del golfista Ángel Cabrera

Por otra parte, Gavier indicó que el deportista no se presentó en la Cámara 2ª del Crimen para ser notificado del juicio por dos causas de violencia contra Torres Mana, ya que "hay una situación de imposibilidad material" y que no puede regresar al país "porque no hay vuelos" debido a la pandemia mundial, al estar cerrados los aeropuertos argentinos. Estimó que en noviembre estaría regresando, cuando se presume que retornará a la actividad el aeropuerto de Ezeiza.

A su vez, el abogado querellante por Torres Mana, Carlos Nayi, pidió en la Cámara 2ª del Crimen que se dicte la prisión preventiva ante la situación de rebeldía del acusado.

El duro relato de Torres Mana

Cecilia Torres Mana (36) es la última pareja del golfista Ángel Cabrera (50) y es ella la que llevó sus denuncias hasta la Cámara 2ª del Crimen, y dijo haber sufrido violencia de género. La caba primera de la Policía asegura que Cabrera la maltrató física y psicológicamente entre abril de 2017 y enero de 2020.

Justamente Mana dio declaraciones a La Voz y relató el "calvario" que le tocó vivir siendo pareja del golfista. "Vivía amenazándome, me perseguía, porque él tenía en mente que yo podía estar con alguien más", declaró la mujer.

Y agregó: "Me prohibió ver a mi hermano Cristian (29) y desde que conoció a mi familia fue terrible, porque no me dejaba ir a verlos. No podía ver a mi mamá que se estaba muriendo de cáncer, porque decía que (en el Hospital Privado) podía conocer a otra persona".

Mirá también: La Justicia ordenó la detención y captura de Ángel "Pato" Cabrera por violencia de género

"Me hacía videollamadas y tenía que mostrarle con quién estaba y dónde estaba". Según el relato de la víctima, lo llamativo es que cuando ella estaba en casa del golfista, el comportamiento de este también era controlador. "Si estaba (en el living) con sus amigos en una reunión, yo debía estar en el dormitorio, sin conexión a internet".

Pero eso no era todo, según relató Torres Mana a ese medio. A las amenazas y al control también se le sumaba la violencia física. Según indicó fueron tres veces las que temió por su vida: cuando casi la atropella con su camioneta, la vez que chocó su vehículo y una ocasión en la que le puso una cuchilla en el cuello"Muchas veces me repitió que era de él o no era de nadie", aseguró.

Ante todas estas declaraciones y las dos causas que tiene en su contra Cabrera, su abogado declaró: "No quiero anticipar la defensa, pero considero que Cabrera es inocente en las dos causas".

Las causas

"El Pato" Cabrera debe responder por dos causas descriptas en la acusación: el 20 de diciembre de 2016 rompió la orden de restricción de acercamiento y agredió a Torres Mana en la entrada del barrio cerrado donde vivía; el 30 de junio de 2018 la golpeó con el celular en la cabeza, la lastimó, la amenazó y cuando ella quiso grabarlo con el celular le robó su iPhone.

Mientras tanto, Griffi tramita ahora cuatro órdenes de restricción violadas: el 27 de abril llamó a su ex a las 23.18; el 8 de junio, a las 5.57 y a las 5.58; el 3 de julio subió imágenes de ella a su perfil de WhatsApp, y el 26 de julio volvió a comunicarse, a las 4.17.