Luego de que la Justicia librara una orden de detención y captura para el golfista Ángel "Pato" Cabrera, este lunes también le otorgó cinco días para presentarse a comparecer por una causa de violencia familiar.

Desde la fiscalía de Cristian Griffi indicaron que si Cabrera desoye la orden, podría librarse un pedido de detención internacional a través de Interpol, según informó La Nación. A eso se le suma que el viernes pasado, Cabrera faltó a una convocatoria a raíz de la cual se pidió su detención.

Justamente Cabrera está acusado de haber lesionado a su ex pareja y por tal motivo existía una orden que impide su acercamiento y comunicación. Estas son las restricciones que violó el golfista y por lo que se pidió su detención y captura.

"Se libró la orden de detención y se dispuso un allanamiento para efectivizarla, pero cuando fueron nuestros comisionados se dieron con que Cabrera estaba jugando al golf en Estados Unidos", indicó el fiscal de la causa a La Voz.

También confirmó que el golfista no había notificado de su viaje al exterior. "Él tiene la obligación de comunicar y pedir autorización para salir del país, pero no avisó nada", agregó.

Vale aclarar también que Cabrera está imputado por lesiones leves contra su expareja, la policía Cecilia Torres Mana, por un hecho sucedido el 20 de diciembre de 2016; y por otro, ocurrido el 30 de junio de 2018, en el que se lo acusa de lesiones leves calificadas y hurto simple. De este modo, las dos causas están acumuladas en la misma Cámara.