Guillermo Antonio Notararigo trabajó como asesor del periodista Tomás Méndez en su incursión en la política y ahora esta imputado, señalado como presunto líder de una trama que perjudicó a la obra social Apross, en unos 500 millones de pesos.

El hombre, de 47 años, fue uno de los puntales en el equipo de Méndez, que tras postularse a intendente logró una banca como concejal, que ocupó hasta que decidió enfocarse nuevamente en el periodismo.

Tras trabajar con Méndez, Notararigo ingresó a Apross y a partir de allí habría conducido una serie de estafas por las cuales ya hay cinco personas detenidas, sospechadas por lo delitos de estafa y falsedad ideológica en concurso real, dijeron voceros judiciales a El Doce.

La causa es conocida como "La mafia de los medicamentos" y la investigación, que comenzó en 2019, está a cargo del fiscal José Mana, quien ordenó una serie de allanamientos en Córdoba.

Esos procedimientos fueron en Observatorio y barrio Sargento Cabral y arrojaron la detención de cinco personas, entre ellos el ex asesor de Méndez y su hijo, Federico Notararigo, que dijo tener coronavirus cuando llegaron los policías a su domicilio.

Los acusados habrían usado recetas truchas para retirar remedios, antes de que los verdaderos beneficiarios pudieran recibirlos y luego los vendían en el mercado negro.

Estos faltantes tuvieron que ser cubiertos por la Apross dado que los afiliados no se hacían con los medicamentos, por lo que la obra social tenía que afrontar dos veces el pago de remedios muy costosos como drogas oncológicas, insulina y tiras reactivas o inmunogamaglobulina, que eran los más buscados por los estafadores.