Se cumple la segunda semana sin transporte y los trabajadores reclaman por sus salarios a las puertas de UTA.


La solución no aparece para los choferes de Córdoba y el conflicto parece encaminarse a una situación similar a la de sus colegas del transporte interurbano que están de paro desde el 13 de abril.

Estancados en la falta de cobro correcto de sus salarios, los trabajadores nucleados en UTA Córdoba realizan una olla popular en la sede de su sindicato, con la intención de poner en la calle un reclamo que no obtiene respuestas: la plata no aparece.

Así las cosas, en plena cuarentena, los choferes vuelven a la protesta este miércoles, a las puertas del gremio en avenida Vélez Sársfield al 500, con una sola voz, la de del reclamo por los salarios adeudados.

“Es una olla popular con las familias”, dijo Pablo Farías, secretario adjunto de UTA, a La Voz del Interior.

Mientras ellos preparan el menú, la Municipalidad prepara una ordenanza de “emergencia” que rebaje los salarios de los choferes a un 88 por ciento.




Comentarios