El secretario de Gobierno de la Municipalidad dice que recortar salarios es la única solución a un paro originado por reclamos salariales.


Se cumplen dos semanas sin transporte público en la ciudad de Córdoba y la crisis está cada vez más lejos de solucionarse sobre todo con la propuesta del intendente Martín Llaryora de recortar los salarios de los choferes, como única salida viable.

En tal sentido, el secretario de Gobierno del municipio, Miguel Siciliano, sostiene que el recorte de esos haberes es la única solución al conflicto, argumentando que “las empresas pueden quebrar”, dice en relación a las concesionarias de las líneas de colectivos de la ciudad.

La intención del intendente y sus funcionarios es reducir sueldos de estos trabajadores hasta el 88 por ciento de su monto para poner nuevamente a los colectivos en las calles de una ciudad que atraviesa otra huelga de choferes sin precedentes.

Sobre esta solución, Siciliano dijo que “al caer la cantidad de pasajeros y al reducirse los subsidios, las empresas pueden quebrar y con ello se pierden las fuentes de trabajo”, dijo en declaraciones a Radio Suquía, este martes.

Sobre el recorte, el funcionario interpreta “esto va a hacer que los choferes cobren el 88 por ciento, que no es lo mismo que una rebaja salarial porque volver a conquistar conquistas (sic) salariales por ahí cuesta más que recuperar días trabajados… porque si yo hoy trabajo en vez de trabajar 24 días trabajo 19 cobranddo el 88 de mi sueldo, cuando el sistema vuelva a tener demanda, naturalmente va a ir requiriendo más coches y los choferes van a ir recuperando días trabajados”, comentó.




Comentarios