En el contexto crítico por la pandemia, el Gobierno nacional tomó la decisión de diferir en cinco veces el pago del medio aguinaldo de julio. Esta medida comenzó a generar polémica entre los trabajadores, organizaciones y sindicatos.

​La Asociación de Trabajadores del Estado Córdoba (ATE) emitió un comunicado rechazando categóricamente la medida por considerar que hace "caer sobre la sobre las espaldas de las trabajadoras y trabajadores esta crisis que, aunque se vio agravada por el impacto del Covid-19".

Federico Giuliano, secretario general de la organización, sostuvo que el Gobierno "utiliza la pandemia para ajustar a quienes vivimos de nuestro trabajo en vez de enfocar totalmente los cañones sobre los fondos especulativos que hicieron negocios con nuestra deuda; sobre quienes amasaron grandes fortunas beneficiados por la especulación y la timba".

El Decreto Presidencial estipula que el "el monto bruto a abonar en la primera cuota pagadera con la remuneración del mes junio no podrá superar el valor de los 40 mil pesos y que "la suma que exceda de dicho monto se abonará en cuatro cuotas consecutivas, como máximo, junto con las remuneraciones correspondientes a los meses de julio, agosto, septiembre y octubre de 2020".

"Por eso, la opción de ajustar sobre el salario es siempre regresiva cuando los grandes jugadores del tablero global siguen haciendo negocios y sometiéndonos a su dependencia", sentenciaron.