Desde este lunes se hizo obligatorio el uso del tapabocas en toda la ciudad de Córdoba para prevenir el contagio por coronavirus. El sábado pasado había comenzado la medida, pero solo en el transporte público. Quienes no cumplan serán sancionados.

Justamente sobre esto habló el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Miguel Siciliano. "Desde muy temprano estamos en el Centro. Llevamos una hora y media y el cumplimiento es casi absoluto. Entendemos que la gente ha tomado conciencia de la importancia y lo que significa cuidarse uno y a los demás", arrancó explicando.

Y aclaró: "Esto tiene previsto ante, el incumplimiento, sanciones que van desde tareas comunitarias hasta multas económicas. Pero el intendente Martín Llaryora ha pedido que generemos conciencia".

"Rigen las medidas para el colectivo y el transporte público. Lo primero que hay que plantear es que la gente no tiene que salir de la casa. Quien tenga que salir, primero debe evitar el transporte público porque es uno de los lugares donde más riesgo hay", enfatizó Siciliano a Radio Mitre Córdoba.

Y sobre el transporte público, afirmó: "Llaryora pidió que se elimine el 50 por ciento de los asientos. Esto se suma a las diferentes medidas que se han tomado como entrar por puerta trasera o del medio, que viajen separados, que el chofer esté aislado. Todo esto tiene que ver con cuidar al ciudadano en uno de los lugares de mayor riesgo".

"Esto cambia todos los dias porque uno va aprendiendo a medida que esto avanza. Hemos priorizado la salud por sobre la economía. Hemos priorizado las medidas sanitarias", concluyó Siciliano.