Las agresiones a profesionales de la salud, personas infectadas o presuntamente infectadas de coronavirus se multiplican en Córdoba, con el uso de las redes sociales y mensajería como WhatsApp, según advierte la filial local del Inadi.

Mensajes intimidatorios, amenazas, acusaciones y hasta la burla de policías a un vendedor ambulante son algunas de las denuncias que Inadi ha recibido en Córdoba en esta cuarentena, según cuenta Carina Bittar, directora de Inadi Córdoba, en diálogo con la Nueva Mañana.

"Lamentablemente aumentaron muchísimo las consultas y denuncias. De hecho, tenemos más actividad que Buenos Aires o Santa Fe, hay situaciones muy violentas. En estos últimos días tuvimos cinco situaciones de agresión a personal de salud en Córdoba capital", comentó Bittar.

"Dos hechos ocurrieron, por ejemplo, en barrio Poeta Lugones y en el Cerro de las Rosas. En el interior también ha habido agresiones a vecinos, especialmente en Sierras Chicas, todo el departamento Colón en general", detalló la funcionaria.

Además, la titular de Inadi contó: "hemos recibido denuncias por desalojos, como fue el caso de una joven trans en Córdoba, así como también avisos de abuso policial y detenciones arbitrarias a personas con discapacidad. El abuso policial está ocurriendo en los barrios más humildes. Un ejemplo es el de un hombre con problemas de vista, que estaba haciendo una changa de cadetería en Villa El Libertador, y fue detenido y humillado por efectivos policiales que le hicieron burla", denunció.

Entre otras, las agresiones más recurrentes son "desde amenazas contra profesionales de la salud a través de carteles en edificios y escraches en redes sociales y Whatsapp a vecinos, hasta apedreos a casas de personas infectadas o que los vecinos sospechan que pueden estar infectadas. El tema del teléfono y Whatsapp es imparable, horrible, e injusto porque desaparece la identidad y la responsabilidad de quien inicia la agresión", reflexionó.