Desde el Laboratorio Central de la Provincia, el laboratorio de referencia provincial, se comenzó a trabajar de manera coordinada con centros privados y organismos de la Universidad Nacional de Córdoba, con el objetivo de dar respuesta rápida y oportuna al testeo de los posibles casos de coronavirus.

El Ministerio de Salud de la Provincia continúa con la estrategia de ampliación diagnóstica en las localidades en las que se intensificaron los controles debido a la complicada situación epidemiológica. La estrategia de testeo se planifica de manera gradual y dinámica, de acuerdo a la información que se va recabando en la investigación epidemiológica. En paralelo, el análisis preliminar de los resultados de los test que se van obteniendo en terreno, se reevalúa y se ajusta día a día, tanto por criterios científicos como para optimizar los recursos.

En este sentido, la cartera sanitaria actualmente se encuentra trabajando con el laboratorio LACE, con el Hospital Privado, el Sanatorio Allende, con la Fundación para el Progreso de la Medicina, con la Universidad Nacional, más específicamente con la Facultad de Ciencias Químicas, con el Instituto de Virología Dr. José María Vanella, con el Laboratorio de Hemoderivados, y el CEPROCOR.

Estos centros cuentan con la capacidad técnica y equipamiento necesarios para hacer estudios de biología molecular, y ya procesan muestras en coordinación con el Laboratorio Central de la Provincia.

"El trabajo coordinado con las distintas instituciones públicas y privadas, con sus diferentes aportes, tanto en insumos como en materia de procesamiento, permite fortalecer la estrategia y brindar una respuesta efectiva y acorde a la contingencia", detalla Gabriela Barbás, secretaria de Prevención y Promoción de la Salud.