Luego de la muerte de un vecino de Huinca Renancó, las autoridades sanitarias cordobesas refuerzan el llamado a cumplir de manera estricta con el aislamiento obligatorio a todos los que han vuelto de viajes o tienen contacto directo con personas que han regresado del exterior.

En ese contexto, el ministro de Salud, Diego Cardozo, comentó que en el caso del hombre de 66 años que falleció en Huinca no se habría respetado la cuarentena: "su señora estuvo en México en una visita a uno de sus hijos. A su regreso, el paciente empieza con sintomatología, consulta al hospital, se hizo el hisopado y se le indicó el aislamiento sanitario. Aparentemente no se habría cumplido por parte de él de manera adecuada", aseguró en declaraciones a Mitre Córdoba.

Ante estas sospechas, el ministro contó que "a sus contactos se los citó y se les pidió información. Se citaron ocho personas de supermercados, farmacias y compañeros de lugares de trabajo rural, razón por la cual tuvimos que hacer el hisopado a todos los contactos", relató.