El intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, inauguró este viernes la extensión de la avenida Rafael Nuñez a la altura de barrio Argüello y aprovechó para hablar de su salida del municipio, de la pronta llegada de Martín Llaryora y de pasarle "factura" a la Provincia.

Sobre este último punto, aseveró que el Gobierno de Córdoba le debe a la Municipalidad "mil millones de pesos", y que "seguro" Llaryora se encontrará con ese dinero.

"Tuvimos que pedir un crédito para poder pagar los salarios, hoy el intendente va a poder recaudar todos los impuestos en el mes de diciembre y hay una acreencia que tiene la Municipalidad para con la Provincia, que si la Provincia paga lo que corresponde a abril, mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre, seguro se va a encontrar con casi mil millones de pesos", aseveró rodeado por micrófonos y cámaras.

"La situación es que, a diferencia de 2011, con un contexto económico difícil, el Intendente encontrará mejoras no solo económicas y financieras, sino en general en cada una de las reparticiones que el Municipio de Córdoba llevará adelante", insistió.

Consultado sobre su futuro, sostuvo: "Seguiré trabajando desde mi estudio y la UCR, donde tengo la responsabilidad de conducirla para aportar mi granito de arena para que a todos nos vaya mejor".

También le "tiró un centro" a Llaryora: "Quiero que le vaya bien al intendente (Llaryora) porque nos va a ir bien a todos".

(Foto Prensa Municipalidad de Córdoba)