Una forma eficiente de optimizar tu tiempo en el gimnasio se impone. Mirá de qué se trata.


Por Magalí Gaido.

El High Intensity Interval Training (HIIT) -ejercicios intervalados de alta Intensidad- suma cada vez más adeptos en los gimnasios por sus óptimos resultados en poco tiempo de entrenamiento, en comparación a las rutinas convencionales.

Florencia Dafne Raele, médica especializada en nutrición y entrenamiento fitness, explicó a Día a Día de qué se trata esta tendencia: “El HIIT consiste en ejercicios en los cuales te ejercitás al 90-100% de tu capacidad aeróbica máxima, con períodos cortos de recuperación activa. De esta manera aumenta el requerimiento de oxígeno y al generarse un déficit del mismo, el cuerpo repone este oxígeno en el momento de recuperación, es decir, durante el reposo. Este fenómeno se llama ‘consumo excesivo de oxígeno post ejercicio’, que trae como resultado la rápida pérdida de grasa en comparación con los entrenamientos aeróbicos sostenidos”.

La especialista sostuvo que el HIIT no reemplaza las rutinas convencionales sostenidas, sino que lo ideal para el cuerpo es una combinación de ambos tipos de ejercicios.

Cómo aplicarlo

A ejercicios aeróbicos: si hace tiempo tu rutina es la misma y realizás varios días a la semana 50 minutos de ejercicio aeróbico sostenido, es conveniente que empieces a dedicarle al menos unos 15/20/25 minutos a este tipo de entrenamiento: ¿Como? Con cambios de ritmo. Por ejemplo, una buena forma de comenzar es correr pasadas de un minuto (ya sea en escalador, cinta, bici, pero a un ritmo que te agites mucho), con medio minuto de descanso.

A ejercicios de fuerza: Si estás haciendo rutina de gimnasio, podes armarte un circuito de 4 ejercicios y entre cada serie, subirte 1/2/3/4/5 (según tu capacidad aeróbica) minutos a la cinta y correr lo más rápido que puedas.

Otra forma es combinar en una misma serie de ejercicios: 1 ejercicio estático con peso (por ejemplo sentadillas con barra: con un peso que no te permita hacer más de 15/20 repeticiones) combinado con un ejercicio aeróbico de 30 segundos (por ejemplo skipping: que simula correr en el lugar).

Beneficios del HIIT:

*Se puede aplicar a cualquier actividad física.

*Es práctico y eficiente cuando uno no dispone de mucho tiempo para ejercitarse ya que solamente se requiere de menos de 30 minutos.

*Aumenta los niveles de telomerasa (enzima anti-edad).

*Aumenta el metabolismo.

*Aumenta los niveles de energía.

*Ayuda a reducir el porcentaje de grasa corporal.

*Mejora el tono muscular.

*Regula el balance de ciertas hormonas responsables de la ganancia de peso y de los malos hábitos alimentarios: Ghrelina (hormona que estimula el apetito) y Leptina (hormona de la saciedad).

¿Por qué lo recomienda?

Dafne Raele recomienda esta práctica porque desde su experiencia tanto personal como con sus pacientes, ha visto resultados sumamente efectivos. “Día a día veo cómo personas que intentan bajar de peso o disminuir el porcentaje de grasa corporal, cometen el error de comer cada vez menos o de hacer cada vez más aeróbico para seguir viendo mínimos resultados. Con este tipo de ejercicios en cambio, uno optimiza el tiempo, sale de la zona de confort constantemente, aumenta el metabolismo y sigue viendo cambios. Yo comencé a recomendarselo a todas las personas que llegaban a mi consultorio y los resultados eran asombrosos”, explicó la profesional, agregando: “Por eso decidí crear junto a mi socia Jani Gross y nuestro entrenador, unas guías de entrenamiento online a las que bautizamos como Total Fit, donde aplicamos este tipo de prácticas y les diseñamos un plan de alimentación acorde para acompañarlo”. Las guías pueden adquirirse a través de www.totalfit.com.ar, página en la que además se publica a diario contenido específico sobre nutrición y fitness.






Comentarios