Ocurrió en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. No había cartel preventivo y las puertas eran fáciles de abrir. 


El niño de 2 años se encontraba en el edificio del hospital junto a sus padres y en un momento se acercó a las puertas del ascensor, cuando de repente y ante el estupor de todos abrió sus puertas y cayó en el interior, desde un a altura aproximada de 10 metros. 

La policía tomó intervención en el accidente.

La directora del nosocomio, Miriam Monasterio, informó que por los comentarios de los testigos, el pequeño “se abría apoyado en las puertas y estas se desplazaron, y cayó. El ascensor está en desuso hace tres años”, acotó, y admitió que no estaba bien clausurado no tenía cartelería que advirtiera el peligro.

personal de hospital en el ascensor en desuso.

En cuanto al estado de salud del menor, la doctora dijo “por suerte el nene está consciente, hay fractura de tibia y peroné, algún hematoma y se está haciendo interconsulta con el neurocirujano aunque no se ven lesiones evidentes”.

Personal policial confirmó que el menor cayó de 10 metros de altura.

El menor fue compensado y se encuentra “fuera de peligro y se descarta fractura de cráneo“, pero esperaban la interconsulta con el neurocirujano. “Lo que dijo la pediatra luego de la tomografía, se habría descartado ese diagnóstico” remarcó la directora del Hospital. 

Mientras se realizan las maniobras adecuadas, se colocó un sillón frente al ascenso.




Comentarios